31.12.10

¡¡¡Feliz año nuevo para todos!!!

.- [ pronto novedades desde el país naranja ] -.



9.12.10

CRóNICAS DE UN FELINO EN LA NIEVE. ENTREVISTA.



Bardo (Pupo, Cuco, Momia Chuletita, Sr. Hongo o Mr. Mush) abre las puertas de su casa para ser entrevistado.

El felino nos ofrece limonada. Se lo percibe de buen humor.
Comienza la entrevista.






El felino recuerda aquel primer contacto con la nieve.






Súbitamente se produce un largo silencio. El equipo de investigación cree conveniente retirarse.







***




CRóNICAS DE UN FELINO EN LA NIEVE. PARTE 1.



Bardo. También conocido bajo los seudónimos de Pupo, Cuco, Momia, Chuletita, Sr. Hongo o Mr. Mush.


Las siguientes imagenes tienen como objetivo dar a conocer un registro fotográfico de su primer contacto con la nieve.



***



Hora cero


Se procede a dar comienzo a la investigación.

Se observa una habitación. Una ventana. Una calle. Se observa que nieva. No se observa presencia ni rastro humano o animal.







Segundo "196


Cámara A


Desde el lado derecho de la ventana entra en escena un transeúnte paseando un can. Existe un 60% de posibilidades de que sea un perro "Salchicha".

En el interior de la habitación no se observan alteraciones.

Sin más relevancias.






Segundo "243


Cámara B


El felino entra en la habitación. Se acerca a la ventana. Salta. Toma lugar y asiento.






Segundo "245


Cámara C


El felino hace un reconocimiento olfativo del espacio.

Se sospechan presuntas intenciones de camuflaje.






Segundo "248


Cámara D


El felino nota la presencia de "algo" extraño en el paisaje.






Segundo "251 a segundo "329


Se observa una serie de diferentes reacciones ante el estímulo (climático).



- Observación





- Euforia






- Emoción (con presencia de llanto).





El felino cree que aquello que ve es producto de su imaginación. Teme que sean "ellos" otra vez.

Se observa un reflejo automático de defensa.

El felino quiere "callar las voces".






El felino se muestra combativo hacia "los otros".






El felino pide: ¡piedad!, ¡compasión!.






Trás la angustia, en silencio, el felino contempla el paisaje.







***





6.12.10





MISCELANEA

En mi computadora existe una función para ver el almanaque, la hora, usar la calculadora, etc...y una de las opciones es "El Clima". El detalle del tiempo siempre viene acompañado por una ilustración, si llueve hay una nube con gotitas, si hay sol...en fin...sorpresivamente descubrí un nuevo dibujo que nunca había visto...Donde dice "Amsterdam",-1 hay nieve...Otro pequeño cambio en lo cotidiano.



BLANCA Y RADIANTE (VA LA NOVIA)...



El invierno adelantado trajo consigo una semana de casi continuas nevadas.


Tras el asombro por ver copos de nieve cayendo en las tejas del vecino, tomé mi cámara de fotos y en un arrebato de ansiedad y euforia crucé el umbral en pantuflas y con la bufanda y un gorro de lana en las manos. En la calle me topé con un grupo de niños en trineo que ya jugaba a deslizarse. El veloz reflejo de los pequeños por encontrar en el ático o cuarto de servicio todo el "kit nieve", me recordó a aquel blanco 9 julio en Buenos Aires; Cuando un periodista entrevistaba para la televisión a un grupo de vecinos de Zona Sur, quienes sonrientes levantaban en alzas a un perro siberiano del barrio mientras otras elegantes señoras lucían sus botas de pre-ski para ir a comprar la pizza del domingo.

No obstante, al llegar del trabajo, Simón fue en busca de su trineo. El asombro al ver que bajaba la escalera con ese juguete de tamaño natural, fue de tal magnitud, que hubiera querido estar adentro de un iglú cocinando un pescado y abrigada con una piel de oso cómo para terminar la postal. Partimos hacia el bosque. Como era de esperarse, las horas de luz se habían llevado a todos los colegas de juego de vuelta a sus casas; Entonces eramos sólo nosotros entre los árboles y las pequeñas colinas. El suelo era un manto blanco, la luz de la luna se reflejaba en la nieve e iluminaba todo a su alrededor. En sólo unas horas el paisaje había cambiado completamente. En todo Holanda estaba nevando.






Aprovechando unos días libres y con motivo de festejo del cumpleaños del padre de Simón, nos fuimos a pasar el fin de semana a la playa. En el nuevo jardín de mis suegros también caía nieve, mucha por cierto. En sus árboles, ellos pusieron casitas de madera para los pájaros (todo un vecindario), los animalitos duermen ahí y también ponen sus huevos. Hay mucha gente en Holanda que protege a la fauna del invierno, de hecho hay un amplio catálogo de casitas para todo tipo de animales e insectos. Los pajaros aqui son bien gordos, cuando se paran en las ramas los árboles quedan por unos instantes agitándose de un lado a otro. Desde la ventana pueden verse los famosos "blackbirds", unos que se llaman "Rey del invierno", pájaros carpinteros y otros chiquititos con el pecho colorado. Cómo para terminar la escena bucólica del jardín en Zeeland, un ciervo apareció entre los árboles buscando algo de pasto mientras nosotros, extasiados, lo mirábamos sentados desde el living.

En Zeeland hicimos un muñeco de nieve al que tuvimos que armar con ayuda de una escalera. Tras el esfuerzo por superponer una y otra pelota suspendimos el proyecto por unas horas, con la idea de continuarlo al día siguiente. Lamentablemente la temperatura subió durante la noche y por la mañana sólo encontramos los cimientos de aquel hombre. Despedimos al cadáver, a los animales, la familia y el jardín y volvimos a casa via Rotterdam.

En el pueblo la nieve también comienza a irse, ahora todo está resbaladizo; De hecho el otro día, cómo buena amateur, vi el piso bien de cerca. En los jardines de las casas la gente arma sus muñecos la vida en bici continúa y las fiestas están cada día más cerca...




Enano que no ve...


A la mañana siguiente, sin nieve








MISCELANEA




Chubaka te dice: ¡Hasta la próxima!




2.12.10

TRAMITES Y PAPELITOS


Por fin me siento. Luego de una larga mañana conseguí tomarme un café.

A la ciudad de Utrecht fue hacia adonde partió el tren que abordé esta mañana. Dos diligencias eran motivo suficiente como para pasar el día aquí.

El primer trámite fueron unas radiografías para analizar la posible presencia de tuberculosis (exámen de carácter obligatorio para la obtención del permiso de residencia). Luego de respirar profundo y contener durante unos segundos el aire, me vestí y esperé sentada "algo" que no supieron explicarme que era (o no supe interpretar las señas). Unos instantes más tarde ese "algo" era una persona que me llevó hasta una habitación y me invitó a tomar asiento (sólo asiento). "Bueno", pensé, "¿qué es todo esto?". La mujer me contó sobre su trabajo cómo bióloga y tras comentarme sobre las nuevas investigaciones en base a la tuberculosis, me ofreció, sin obligación, donar un poco de sangre en pro a la ciencia...en una habitación, en otro idioma y a puerta cerrada, ¿qué se dice?: "Si". Asique sonrisa va, sonrisa viene, pinchazo, tubito uno, tubito dos, tubito tres, terminamos; Sin darme cuenta, apretaba el algodoncito con alcohol, mientras le comentaba a la señora, con jeringa en mano, que en Argentina se hablaba castellano. Al finalizar la extracción ambas mujeres me agradecieron con una sonrisa y con un bono para comprar en el supermercado por 10 euros. Ahora puedo decir que, efectivamente, la cena de esta noche la pagaré con el "sudor de mi sangre".

Desde la clínica partí hacia el segundo trámite, no menos importante. Mi tarjeta de residencia holandesa aguardaba ser retirada. Ya puedo trabajar, tener una cuenta en el banco y pagar impuestos en Holanda.

En el viaje de vuelta al pueblo, me esperan nuevamente el tren y el colectivo. Si bien el tramo es largo, existen en la estación de tren y en la parada de autobuses relojes que indican cuánto tiempo demora en llegar el próximo vehículo. Asimismo pueden consultarse por internet los horarios de los buses; entonces es posible planificar un viaje al trabajo o a la escuela, por supuesto el sistema no es apto para impuntuales. Es decir, yo siempre llego cuándo el colectivo se fué, pero puedo estar contenta que estoy diez minutos antes para el próximo. Tanto trenes como colectivos se encuentran calefaccionados, es decir, templados...no es la calefacción de los micros de larga distancia que conozco, que salís del origen con sweatter y llegás al destino sin medias y con temor de que la suela de la zapatilla se haya derretido por apoyar el pie en el tubo por donde pasa el calor. Aqui los colectivos también tienen puerta grande en el medio. La gente sube con los cochecitos de bebés por el centro; Al lado de la puerta hay un espacio para acomodar el carro sin tener que plegarlo...y da igual si el bus va lleno, el cochecito no se pliega, porque todos saben lo engorroso del asunto.

Así es cómo parto de vuelta para la casa. Antes de que me agarre el viento, la lluvia o la nieve. Por cierto, aquí la temperatura es de -7º. Todavía no me adapto al vestuario, no se si usar el pelo suelto o tenerlo atado, no se si ponerlo por debajo o por sobre la bufanda. Y por supuesto que para vestirme necesito tiempo extra, ¡un problema cuándo hay que salir de a dos! y más trágico cuándo el "otro" es de sexo masculino. Voy a por mis cuatro guantes, mis cuatro medias, mi bufanda, la campera y el impermeable, ¡con la cara al viento!...pero el pechito tapado.



29.11.10

¡¡¡PRIMERA NEVADA!!!


Hoy. Lunes 29 de noviembre 15:50 hs. En un acto despreocupado, miro hacia la ventana: no es lluvia, no es hielo, ¡es nieve!.

Me llega un mensaje de Simón; Pese a tantos inviernos pasados, no se pierde el asombro ante este espectáculo natural tan bello.





Bardo busca el trineo volador



Aqui están todos: Bardo, la nieve, el muñeco de Fórmula 1, la ventana del living y uno de los modelos de carrito para transladar niños.



18.11.10

LA CASA Y EL AUTO

Los días pasan grises. Es una cuestión de acostumbramiento no sucumbir ante el sillón, con un buen té y unas buenas galletas. Culminando en una larga y placentera siesta. ¿Cómo hacen los holandeses para no quedarse dormidos con este clima? No lo sé y tampoco sé cómo es que no son unos gorditos... Pero sospecho que es por la bici que logran mantener la línea. De todas maneras son las mujeres quienes tienden más a la redondez.

Cuando preparé el exámen de holandés para poder tener el permiso de residencia, entre el material que tuve que estudiar, me dieron un DVD con tips de todo tipo sobre el país: historia, cultura y sociedad. En ese mismo video decían que a los holandeses les gusta pasar tiempo "binen huise" (adentro de la casa) pero me parece que no tienen mucha opción. Entonces hay bazares que venden todo tipo de "cositas lindas" para la casa, y por supuesto en el mercado puede encontrarse un surtido importante y casi infinito de pantuflas.

Caminando por la calle se aprecian cantidad de chimeneas encendidas y, ya desde principio de mes, adornos de navidad como corazones hechos con un material simil rama o de guata (tipo almohadillas, útiles y reciclables como para pinchar alfileres) o también con forma de silueta de árbol, de papa noel, botita y compañía. También existe el negocio de venta de árboles navideños, pero árboles reales, te venden el mismisimo pino para adornar las fiestas y acompañar el hogar, el chancho y la manzana.

Los livings de las casas en holanda suelen tener una gran ventana con vista a la calle. En muchos casos un pequeño canterito separa la calle del vidrio. Y digo "calle" y no "vereda" porque veredas no hay... es un continuo de calle a vereda, el cambio es el sentido (horizontal o vertical) de las piedras, pero no hay diferencia de alturas (no hay "cordón" y mucho menos "pica-pica"). 

Entonces, en el mismo DVD que enseñaban que a los holandeses les gusta estar adentro y decorar la casa también instruían y resaltaban que no es costumbre (por no decir falta de educación) mirar hacia el interior de las livings. Es decir, nada de andar "vichando" la casa del vecino solo porque un vidrio gigante te separa de su intimidad. Entonces yo consulté sobre este tema a los nativos, y ellos me dijeron: "Sí, no se acostumbra, ¡pero nosotros lo hacemos igual!". Ante "los mirones" muchas casas colocan en las ventanas monumentales macetas, así evitan ser vistos sin perder la entrada de la luz. Además de plantas también pueden verse muñecos de madera estilo africanos, pilas de libros, plantas en agua (muchas orquideas), gatos descansando y viejitos (espero que descansando también). Nosotros tenemos plantas y un muñeco articulado vestido de Fórmula 1 que todavía no entiendo porque lo sumé a mi equipaje, por esas cosas del destino ahora fue a parar al lado de una maceta. El muñeco lo rescaté de un conjunto de juguetes que, en Barcelona, un niño japonés-catalán les decía adios.

Unos fines de semana atrás tuvimos la oportunidad de ayudar a la familia de Simón con una mudanza. Las mudanzas que recuerdo siempre han sido muy modestas, con lo cual nunca me fue necesario contratar un "Sr. Camión de Mudanza". Encontré muy llamativo que prolijamente los camiones cuentan con más de una docena de frazadas entre sus herramientas de trabajo, y no se percibe presencia de polillas ni ribetes de raso sucios. Los ayudantes las van implementando para separar los muebles y así evitar que se golpeen. Una vez terminados de bajar todos los objetos del camión, las frazadas vuelven dobladitas a un costado y se barre el piso. Camino a la nueva ciudad y (per) siguiendo al camión tomamos la autopista y asi ibamos haciendo kilómetros encontré llamativa la ausencia de puestos de peajes...en Holanda los autos pagan cada tres meses un impuesto que tiene su valor según el peso del auto (dato que figura en los papeles del mismo). El dinero recaudado se destina a mantener las carreteras. Si el auto es diesel pagá un plus por el daño ambiental que provoca este combustible. El pago de la patente está incluído en el impuesto pero el seguro no.

Asimismo existe un canal de tránsito y dí con él de una forma muy porteña. Un día que paseabamos en el auto Simón encendió la radio para escuchar música. Estabamos saliendo de un pueblo y prontos a tomar la ruta. De pronto la música se interumpió y una voz empezó a hablar, ahí nomás le dije: "Mirá acá hay radios truchas"... Bueno, tuve que explicarle que quería decir yo con eso porque la realidad era que la voz es un canal que interrumpe la frecuencia (o el cd) y da aviso a las diferentes situaciones del tránsito. Es opcional tenerlo activo.

Estas son algunas de las cuestiones con las que me fui encontrando en estos días. Acá hace frio y se acerca Navidad. Espero la nieve (y al viejo de rojo también). Hace unas semanas cambió el reloj y ahora está empezando a oscurecer a las 16.30 hs. A las 17 está casi oscuro y a las 17.15 ya es de noche. A las 19 preparamos la cena. A las 20 miramos una pelicula y a las 22 nos lavamos los dientes. Así es. Ir a cenar a lo de amigos significa salir de la casa a las 18.30 y llegar a lo de los amigos a las 19, ellos esperan con la mesa lista y la comida saliendo del horno. "Ir a cenar" es en el horario de tomar el té en Argentina, cenar es en el horario de llegar del trabajo y lavarse los dientes es cuando se empieza a preparar la comida. Del otro lado del mundo, otro lado de las cosas. ¡Salú! y ¡hasta la próxima!.





5.11.10

AMSTERDAM



De Amsterdam tengo los recuerdos algo nublados. Casualmente elegimos el día más frio y lluvioso del mes para visitar ésta ciudad. Pese a esto el impacto ante sus particularidades tuvo sus efectos.

Hasta el momento conocí más turistas que holandeses amantes de Amsterdam. Es cierto que por sus calles caminan personas de todas las nacionalidades y pueden escucharse variedad de lenguas y dialectos. Por ejemplo, una frase que tuve el gusto de escuchar fue: 

- "¿Y Lorena?, ¿dónde se metió esta boluda?". 

El Argentino formaba parte de un tour en el que Simón y yo quisimos sumarnos. Una sevillana de nombre Aurora comandaba la patrulla de habla hispana. Fue ella misma quién dió cuenta de nuestra presencia y a la voz de: "Ustedes son nuevos" exigió a cambio 5 euros. Agradecimos su amabilidad y su interés por invitarnos a formar parte de ese grupo humano y nos retiramos lentamente. Atrás quedaban algunas anécdotas sobre el barrio rojo y una española que entre "totales", "guais" e "hiper chulos" captaba la atención de un contingente de turistas pasados por agua cual huevos pollé.

Sin mucho más plan que el de perdernos por la ciudad e ir encontrando al azar rincones Art Nouveau, edificios super torcidos, visitantes de coffe shops dando vueltas manzana, museos con filas de 500 metros de personas y numerosos "gift shops" con todo tipo de merchandising alusivo a las prostitutas y a la marihuana, disfrutamos de la ciudad con la esperanza de que en la próxima visita el clima haga justicia a los retratos del paisaje urbano.

Frío, lluvia y humedad. Media hora en un café y media hora con los pelos mojados y el "frizz" hasta en las cejas. Entre chocolates calientes y capuccinos hicimos unos últimos puchos de caminata hasta dar con la estación y volver a casa.

Me queda una única postal de este día: "contenta y bajo la lluvia" y por supuesto con poca tecnología en materia textil, ¡bufanda de lana y saco de pana!...eso sí, un prendedor "palomita" para no perder la esperanza...